Mozart te ama. Schoenberg no.

Hay que viajar mucho por el mundo y patear muchas calles para encontrar un lugar en el mundo donde está leyenda tenga sentido.

Esta frase sólo adquiere significado en este lugar, hecha a lápiz y sobre el yeso sin pintar que trata de tapar los desperfectos del tiempo en la pared trasera del convento de las Petras.

A un lado al convento y al otro el Pub Las Tortugas, en mitad de la calle Pilares de Cuenca, una calle pequeña y orgullosa. Calle nieta de mercaderes e hija de artistas, siempre a resguardo de la autoridad.

Es fácil imaginar que fue hecha en la madrugada bohemia por un artista anónimo nostálgico de artes más figurativas y clásicas que, harto de tanta modernez, grito lápiz en ristre esta maravillosa frase “Mozart te ama. Schoenberg no.”

Quizá tenga algo que ver con la Escala de Jacob de Torner que se encuentra en el Museo Abstracto, pero eso sería ya casi material para una novela.

Gustavo Toner / La escala de Jacob (Homenaje a Schönberg), 1968 / Metacrilato y aluminio montado sobre madera / 182,4 x 123,3 cm / Museo de Arte Abstracto Español, Cuenca

Deja un comentario